Extiende tu mano desde lo alto

Salmos 144:7
Extiende tu mano desde lo alto; rescátame y líbrame de las muchas aguas, de la mano de extranjeros
Referencias:
2 Samuel 22:17
Extendió la mano desde lo alto y me tomó; me sacó de las muchas aguas.
Salmos 18:16
Extendió la mano desde lo alto y me tomó; me sacó de las muchas aguas.
Salmos 18:44
Al oírme, me obedecen; los extranjeros me fingen obediencia.
Salmos 32:6
Por eso, que todo santo ore a ti en el tiempo en que puedas ser hallado; ciertamente, en la inundación de muchas aguas, no llegarán éstas a él.
Salmos 54:3
Porque extraños se han levantado contra mí, y hombres violentos buscan mi vida; no han puesto a Dios delante de sí. Selah
Salmos 57:3
El enviará desde los cielos y me salvará; El reprocha al que me pisotea. Selah Dios enviará su misericordia y su verdad.
Salmos 69:1
Sálvame, oh Dios, porque las aguas mehan llegado hasta el alma.
Salmos 69:14
Sácame del cieno y no dejes que me hunda; sea yo librado de los que me odian, y de lo profundo de las aguas.
Salmos 124:4
entonces las aguas nos hubieran anegado, un torrente hubiera pasado sobre nuestra alma,

Y el que va en pos del mal

Proverbios 11:19
El que persiste en la justicia alcanzará la vida, y el que va en pos del mal, su propia muerte.
Referencias:
Romanos 6:23 
Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. 
Santiago 1:15 
Después, cuando la pasión ha concebido, da a luz el pecado; y cuando el pecado es consumado, engendra la muerte. 
Proverbios 1:18 
pero ellos a su propia sangre asechan, tienden lazo a sus propias vidas. 
Proverbios 10:16 
El salario del justo es vida, la ganancia del impío, castigo. 
Proverbios 12:28 
Como la justicia conduce a la vida, Así el que sigue el mal lo hace para su muerte. 
Proverbios 19:23 
El temor de Jehová es para vida, Y con él vivirá lleno de reposo el hombre; No será visitado de mal.
Proverbios 21:16 
El hombre que se aparta del camino del saber reposará en la asamblea de los muertos.

Abre tu boca, y yo la llenaré

Salmos 81:10
Yo soy Jehová tu Dios, Que te hice subir de la tierra de Egipto; Abre tu boca, y yo la llenaré.
Referencias:
Éxodo 20:2 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.
Deuteronomio 5:6 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de tierra de Egipto, de casa de servidumbre.
Job 29:23 Me esperaban como a la lluvia, y abrían su boca como a lluvia de primavera.
Salmos 37:4 Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón.
Salmos 78:25 Pan de ángeles comió el hombre;Dios les mandó comida hasta saciarlos.
Salmos 107:9 Porque El ha saciado al alma sedienta, y ha llenado de bienes al alma hambrienta.
Salmos 119:131 Abrí mi boca y suspiré, porque anhelaba tus mandamientos.

No tiene a Dios

2 Juan 1:9 Todo el que se desvía y no permanece en la enseñanza de Cristo, no tiene a Dios; el que permanece en la enseñanza tiene tanto al Padre como al Hijo.
Referencias:
Juan 7:16 Jesús entonces les respondió y dijo: Mi enseñanza no es mía, sino del que me envió.
Juan 8:31 Entonces Jesús decía a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos;
1 Juan 2:23 Todo aquel que niega al Hijo tampoco tiene al Padre; el que confiesa al Hijo tiene también al Padre.
1 Juan 2:24 En cuanto a vosotros, que permanezca en vosotros lo que oísteis desde el principio. Si lo que oísteis desde el principio permanece en vosotros, vosotros también permaneceréis en el Hijo y en el Padre.
3 Juan 1:9 Escribí algo a la iglesia, pero Diótrefes, a quien le gusta ser el primero entre ellos, no acepta lo que decimos.

El que camina en su rectitud

El que camina en su rectitud teme a Jehová; Mas el de caminos pervertidos lo menosprecia.
Referencias:

Proverbios 2:15
cuyas sendas son torcidas, y se extravían en sus senderos.
Proverbios 19:1
Mejor es el pobre que anda en su integridad que el de labios perversos y necio.

Proverbios 28:6
Mejor es el pobre que anda en su integridad, que el que es torcido, aunque sea rico.

A su alma hace bien el hombre misericordioso

Proverbios 11:17
A su alma hace bien el hombre misericordioso; Mas el cruel se atormenta a sí mismo.
Referencias:
Mateo 5:7
Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia.
Mateo 25:34
Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.
Tesoro de la Escritura
merciful
Salmos 41:1-4
Bienaventurado el que piensa en el pobre; En el día malo lo librará Jehová. Jehová lo guardará, y le dará vida; Será bienaventurado en la tierra,Y no lo entregarás a la voluntad de sus enemigos. Jehová lo sustentará sobre el lecho del dolor;Mullirás toda su cama en su enfermedad.Yo dije: Jehová, ten misericordia de mí;Sana mi alma, porque contra ti he pecado.
Salmos 112:4-9
Resplandeció en las tinieblas luz a los rectos; Es clemente, misericordioso y justo. El hombre de bien tiene misericordia, y presta; Gobierna sus asuntos con juicio, Por lo cual no resbalará jamás; En memoria eterna será el justo. No tendrá temor de malas noticias; Su corazón está firme, confiado en Jehová. Asegurado está su corazón; no temerá, Hasta que vea en sus enemigos su deseo. Reparte, da a los pobres;Su justicia permanece para siempre; Su poder será exaltado en gloria.
Isaías 32:7,8
Las armas del tramposo son malas; trama intrigas inicuas para enredar a los simples con palabras mentirosas, y para hablar en juicio contra el pobre. Pero el generoso pensará generosidades, y por generosidades será exaltado.
Isaías 57:1
Perece el justo, y no hay quien piense en ello; y los piadosos mueren, y no hay quien entienda que de delante de la aflicción es quitado el justo.
Isaías 58:7-12
¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano? Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu jus!!Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros. He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos.  Habéis vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos; habéis engordado vuestros corazones como en día de matanzaticia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia. Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad; y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía. Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan. Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar.
Daniel 4:27`
Por tanto, oh rey, acepta mi consejo: tus pecados redime con justicia, y tus iniquidades haciendo misericordias para con los oprimidos, pues tal vez será eso una prolongación de tu tranquilidad.
Mateo 5:7
Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
Mateo 6:14,15
Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.
Mateo 25:34-40
Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.
Lucas 6:38
Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.
2 Corintios 9:6-14
Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra; como está escrito:
    Repartió, dio a los pobres;

    Su justicia permanece para siempre. 
Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia,  para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.  Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios;  pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.
Filipenses 4:17 
No es que busque dádivas, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta. 
but
Proverbios 15:27
Alborota su casa el codicioso; Mas el que aborrece el soborno vivirá.
Job 20:19-23
Por cuanto quebrantó y desamparó a los pobres, Robó casas, y no las edificó; Por tanto, no tendrá sosiego en su vientre, Ni salvará nada de lo que codiciaba. No quedó nada que no comiese; Por tanto, su bienestar no será duradero. En el colmo de su abundancia padecerá estrechez; La mano de todos los malvados vendrá sobre él. Cuando se pusiere a llenar su vientre, Dios enviará sobre él el ardor de su ira, Y la hará llover sobre él y sobre su comida.
Eclesiastés 4:8
Está un hombre solo y sin sucesor, que no tiene hijo ni hermano; pero nunca cesa de trabajar, ni sus ojos se sacian de sus riquezas, ni se pregunta: ¿Para quién trabajo yo, y defraudo mi alma del bien? También esto es vanidad, y duro trabajo.
Santiago 2:13
Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio.
Santiago 5:1-5
!!Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros. He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos. Habéis vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos; habéis engordado vuestros corazones como en día de matanza.

Es como lluvia torrencial

Proverbios 28:3
El hombre pobre y robador de los pobres, Es como lluvia torrencial que deja sin pan.
Referencias:
Mateo 18:28
Pero al salir aquel siervo, encontró a uno de sus consiervos que le debía cien denarios, y echándole mano, lo ahogaba, diciendo: ``Paga lo que debes.

Números 10:9
Cuando vayáis a la guerra en vuestra tierra contra el adversario que os ataque, tocaréis alarma con las trompetas a fin de que el SEÑOR vuestro Dios se acuerde de vosotros, y seáis salvados de vuestros enemigos.