Nueva criatura es

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.
Referencias:
Isaías 43:18
No recordéis las cosas anteriores ni consideréis las cosas del pasado.

Isaías 43:19
He aquí, hago algo nuevo, ahora acontece; ¿no lo percibís? Aun en los desiertos haré camino y ríos en el yermo.

Isaías 65:17
Pues he aquí, yo creo cielos nuevos y una tierra nueva, y no serán recordadas las cosas primeras ni vendrán a la memoria.

Ezequiel 36:26
`Además, os daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de vosotros; quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne.

Juan 3:3
Respondió Jesús y le dijo: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios.

Romanos 6:4
Por tanto, hemos sido sepultados con El por medio del bautismo para muerte, a fin de que como Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida.

Romanos 16:3
Saludad a Priscila y a Aquila, mis colaboradores en Cristo Jesús,

Romanos 16:7
Saludad a Andrónico y a Junias, mis parientes y compañeros de prisión, que se destacan entre los apóstoles y quienes también vinieron a Cristo antes que yo.

Romanos 16:9
Saludad a Urbano, nuestro colaborador en Cristo, y a mi querido hermano Estaquis.

Romanos 16:10
Saludad a Apeles, el aprobado en Cristo. Saludad a los de la casa de Aristóbulo.

Gálatas 6:15
Porque ni la circuncisión es nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación.

Efesios 4:24
y os vistáis del nuevo hombre, el cual, en la semejanza de Dios, ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad.

Hebreos 8:13
Cuando El dijo: Un nuevo pacto , hizo anticuado al primero; y lo que se hace anticuado y envejece, está próximo a desaparecer.

Apocalipsis 21:4
El enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado.

Apocalipsis 21:5
Y el que está sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y añadió: Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas.

DI LO QUE DIOS DICE

Para algunas personas es un problema el confesar que ellos obtienen, mediante la fe, antes de que les sea posible ver o sentir aquello que están pidiendo. Temen a que puedan estar diciendo mentiras. 'pero puesto que Dios no puede mentir, tampoco nosotros podemos mentir siempre que digamos lo que Dios dice.
l. Nosotros somos quienes Dios dice que somos.
1.- Somos criaturas nuevas: "Si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas" (2 Corintios 5:17).
2.- Estamos librados "de la potestad de las tinieblas" (Colosenses 1:13).

3.- "Somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó" (Romanos 8:37).

4.- Somos "herederos de Dios y coherederos con Cristo" (Romanos 8:17).

5.- Somos bendecidos "con toda bendición espiritual . " en Cristo" (Efesios 1:3).

II. Tenemos lo que Dios dice que tenemos. 
1.- Tenemos vida: "El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida" (1 Juan 5:12).

2.- Tenemos luz: "El que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida (Juan 8:12).

3.- Tenemos libertad: "Donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad" (2 Corintios 3:17).

4.- Tenemos amor: "Porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones" (Romanos 5:5).

5.- Tenemos alegría: "Y nadie os quitará vuestro gozo" (Juan 16:22).

6.- Tenemos perdón: "La sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado" (1 Juan 1:7).

7.- Tenemos paz: "Tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo" (Romanos 5 :1).

8.- Tenemos propósito: "Porque para mí el vivir es Cristo" (Filipenses 1 :21).

9.- Tenemos poder: "Recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo" (Hechos 1:8).

10.- Tenemos provisión: "Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta" (Filipenses 4 :19).

11.- Tenemos esperanza: "En la casa de mi Padre muchas moradas hay... voy, pues, a preparar lugar para vosotros" (Juan 14 :2).
III. Podemos hacer lo que Dios dice que podemos hacer.
1.- Podemos hacer todo "en Cristo" (Filipenses 4: 13).

2.- Podemos echar fuera demonios y sanar enfermos (Marcos 16:17-18).

3.- ¡Podemos compartir con el mundo lo que tenemos en Cristo! Afirmemos estas palabras: "Yo soy quien Dios dice que soy. Yo tengo lo que Dios dice que tengo. Yo puedo hacer lo que Dios dice que puedo hacer."

Así ignoras la obra de Dios

Como tú no sabes cuál es el camino del viento, o cómo crecen los huesos en el vientre de la mujer encinta, así ignoras la obra de Dios, el cual hace todas las cosas.
Referencias:
Juan 3:8
El viento sopla donde quiere, y oyes su sonido, pero no sabes de dónde viene ni adónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.
Salmos 139:13
Porque tú formaste mis entrañas; me hiciste en el seno de mi madre.
Salmos 139:15
No estaba oculto de ti mi cuerpo, cuando en secreto fui formado, y entretejido en las profundidades de la tierra.
Salmos 139:16
Tus ojos vieron mi embrión, y en tu libro se escribieron todos los días que me fueron dados, cuando no existía ni uno solo de ellos.
Eclesiastés 1:6
Soplando hacia el sur, y girando hacia el norte, girando y girando va el viento; y sobre sus giros el viento regresa.
Eclesiastés 1:13
Y apliqué mi corazón a buscar e investigar con sabiduría todo lo que se ha hecho bajo el cielo. Tarea dolorosa dada por Dios a los hijos de los hombres para ser afligidos con ella.
Eclesiastés 3:10
He visto la tarea que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que en ella se ocupen.
Eclesiastés 3:11
El ha hecho todo apropiado a su tiempo. También ha puesto la eternidad en sus corazones; sin embargo, el hombre no descubre la obra que Dios ha hecho desde el principio hasta el fin.
Eclesiastés 8:17
y vi toda la obra de Dios, decidí que el hombre no puede descubrir la obra que se ha hecho bajo el sol. Aunque el hombre busque con afán, no la descubrirá; y aunque el sabio diga que la conoce, no puede descubrir la .
Eclesiastés 11:4
El que observa el viento no siembra, y el que mira las nubes no siega.

Los hijos de Dios vieron

Génesis 6:2
los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas, y tomaron para sí mujeres de entre todas las que les gustaban.
Referencias:
Génesis 6:1
Y aconteció que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas,
Génesis 6:3
Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.

Gálatas 5:16
Digo, pues: Andad por el Espíritu, y no cumpliréis el deseo de la carne.
Gálatas 5:17
Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne, pues éstos se oponen el uno al otro, de manera que no podéis hacer lo que deseáis.
1 Pedro 3:20
quienes en otro tiempo fueron desobedientes cuando la paciencia de Dios esperaba en los días de Noé, durante la construcción del arca, en la cual unos pocos, es decir, ocho personas, fueron salvadas por medio del agua.
Salmos 78:39
Se acordaba de que ellos eran carne, un soplo que pasa y no vuelve.
Isaías 57:16
Porque no contenderé para siempre, ni para siempre me enojaré; pues decaería ante mí el espíritu, y las almas que yo he creado.
 

El que anda con sabios

Proverbios 13:20
El que anda con sabios, sabio será; Mas el que se junta con necios será quebrantado.

Referencias:
2 Crónicas 10:8
Pero él abandonó el consejo que le habían dado los ancianos, y pidió consejo a los jóvenes que se habían criado con él y le servían.
2 Crónicas 22:4
Hizo, pues, lo malo ante los ojos de Jehová, como la casa de Acab; porque después de la muerte de su padre, ellos le aconsejaron para su perdición.
Proverbios 2:20
Por tanto andarás en el camino de los buenos, y guardarás las sendas de los justos;
Proverbios 13:19
Deseo cumplido es dulzura para el alma, pero abominación para los necios es apartarse del mal.
Proverbios 15:31
El oído que escucha las reprensiones de la vida, morará entre los sabios.
 

Pero yo cantaré de tu poder

Pero yo cantaré de tu poder, Y alabaré de mañana tu misericordia; Porque has sido mi amparo Y refugio en el día de mi angustia.
Referencias:
Deuteronomio 4:30
En los postreros días, cuando estés angustiado y todas esas cosas te sobrevengan, volverás al SEÑOR tu Dios y escucharás su voz.
2 Samuel 22:3
mi Dios, mi roca en quien me refugio; mi escudo y el cuerno de mi salvación, mi altura inexpugnable y mi refugio; salvador mío, tú me salvas de la violencia.
Job 36:24
Recuerda que debes ensalzar su obra, la cual han cantado los hombres.
Salmos 5:3
Oh SEÑOR, de mañana oirás mi voz; de mañana presentaré mi oración a ti, y con ansias esperaré.
Salmos 9:9
Será también el SEÑOR baluarte para el oprimido, baluarte en tiempos de angustia.
Salmos 18:18
Se enfrentaron a mí el día de mi infortunio, mas el SEÑOR fue mi sostén.
Salmos 21:1
Oh SEÑOR, en tu fortaleza se alegrará el rey, ¡y cuánto se regocijará en tu salvación!
Salmos 21:13
Engrandécete, oh SEÑOR, en tu poder; cantaremos y alabaremos tu poderío.
Salmos 46:1
Dios es nuestro refugio y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.
Salmos 59:9
A causa de su fuerza esperaré en ti, porque Dios es mi baluarte.
Salmos 81:1
Cantad con gozo a Dios, fortaleza nuestra; aclamad con júbilo al Dios de Jacob.
Salmos 88:13
Mas yo, a ti pido auxilio, SEÑOR, y mi oración llega ante ti por la mañana.
Salmos 89:1
Por siempre cantaré de las misericordias del SEÑOR; con mi boca daré a conocer tu fidelidad a todas las generaciones.
Salmos 92:2
anunciar por la mañana tu bondad, y tu fidelidad por las noches,
Salmos 101:1
La misericordia y la justicia cantaré; a ti, oh SEÑOR, cantaré alabanzas.

Le invocaré en todos mis días

Salmos 116:1-2
Amo a Jehová, pues ha oído Mi voz y mis súplicas;Porque ha inclinado a mí su oído; Por tanto, le invocaré en todos mis días.

Referencias:

Salmos 6:8
Apartaos de mí, todos los hacedores de iniquidad;
Porque Jehová ha oído la voz de mi lloro.

Salmos 6:9
Jehová ha oído mi ruego; Ha recibido Jehová mi oración.

Salmos 18:1
Te amo, oh Jehová, fortaleza mía.

Salmos 66:19
Pero ciertamente Dios me ha oído; El atendió a la voz de mi oración.

Salmos 118:21
Te daré gracias porque me has respondido, y has sido mi salvación.

Salmos 140:6
He dicho a Jehová: Dios mío eres tú; Escucha, oh Jehová, la voz de mis ruegos.

Isaías 37:17
Inclina, oh Jehová, tu oído, y oye; abre, oh Jehová, tus ojos, y mira; y oye todas las palabras de Senaquerib, que ha enviado a blasfemar al Dios viviente.

Daniel 9:18
Inclina tu oído, Dios mío, y escucha. Abre tus ojos y mira nuestras desolaciones y la ciudad sobre la cual se invoca tu nombre; pues no es por nuestros propios méritos que presentamos nuestras súplicas delante de ti, sino por tu gran compasión.


No temas ni desmayes

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.
Referencias:
Deuteronomio 1:21
Mira, Jehová tu Dios te ha entregado la tierra; sube y toma posesión de ella, como Jehová el Dios de tus padres te ha dicho; no temas ni desmayes.

Deuteronomio 31:8
Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.

Josué 1:7
Solamente sé fuerte y muy valiente; cuídate de cumplir toda la ley que Moisés mi siervo te mandó; no te desvíes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, para que tengas éxito dondequiera que vayas.

Josué 1:10
Entonces Josué dio órdenes a los oficiales del pueblo, diciendo:

Josué 1:17
De la manera que obedecimos a Moisés en todas las cosas, así te obedeceremos a ti; solamente que Jehová tu Dios esté contigo, como estuvo con Moisés.

Josué 8:1
Jehová dijo a Josué: No temas ni desmayes; toma contigo toda la gente de guerra, y levántate y sube a Hai. Mira, yo he entregado en tu mano al rey de Hai, a su pueblo, a su ciudad y a su tierra.

Josué 10:8
Y Jehová dijo a Josué: No tengas temor de ellos; porque yo los he entregado en tu mano, y ninguno de ellos prevalecerá delante de ti.

2 Crónicas 15:7
Mas vosotros, esforzaos y no desmayéis, porque hay recompensa por vuestra obra.

Isaías 41:10
No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, sí, te sostendré con la diestra de mi justicia.